Sangrientos Dieciséis sigue a una adolescente rebelde viaja en el tiempo hasta 1987, donde debe detener a un joven aspirante a asesino y volver a la línea temporal que le corresponde antes de quedar atrapada en el pasado para siempre.

¿Qué obtienes de mezclar Regreso al Futuro con slashers dallas cowboys slippers mens jock strap castelli gabba yeezy shoes under 1000 brock purdy jersey kansas city chiefs crocs sit top kayak custom maple leafs jersey sit top kayak custom youth hockey jerseys smith and soul air jordan 1 low flyease sac à dos eastpak luvme human hair wigs penn state jersey icónicos como Halloween o Scream? La respuesta es una muy disfrutable y divertida película llamada Sangrientos Dieciséis (Totally Killer), disponible en Prime Video.

Esta propuesta de Nahnatchka Khan (Quizás para siempre) nos presentra una premisa nada fuera de lo común. Jamie (Kiernan Shipka) es una adolescente que vive sobreprotegida por sus padres, los cuales viven con el trauma que les dejó en su juventud el asesinato múltiple de 3 muchachas que eran parte de su generación. El asesino nunca fue atrapado y no se supo nada más de él, con el paso de los años la comunidad se volvió famosa por eso, e incluso en Halloween algunos chicos usan el disfraz del asesino para salir a pedir dulces o tienen visitantes fanáticos que les gusta recorrer el lugar de los asesinatos.

Para Jamie todo el cuidado de sus padres le parece una exageración, hasta que un hecho trágico llega a cambiar por completo su vida. Es cuando su mejor amiga Amelia nos presenta su trabajo de ciencias: una maquina del tiempo. Hasta este momento caemos totalmente en el tipo de película que nos espera, desenfadada y sin tomarse en serio, una historia de aventuras en el tiempo con un asesino suelto por las calles ochenteras del pueblo donde Jamie da a a parar por accidente, muy a lo Marty McFly.

Y efectivamente, nos divertimos con una Jamie desorientada tratando de entender las costumbres de la época y sorprendida de conocer a sus padres, sus actitudes y sus círculos cercanos. Aquí se usa el humor acertadamente de mano de la divertida protagonista criticando lo normalizado de actos homófobos, racistas o de bullying de los alocados 80, hechos que actualmente son políticamente incorrectos. Pero lo más importante es que ella tiene una misión, descubrir al asesino y evitar las muertes que en el futuro repercuten de forma negativa en su vida, sin olvidar que tiene que buscar la ayuda de alguien para que pueda volver a su casa interfiriendo lo menos posible en la relación de sus padres para que su vida no cambie significativamente.

 Sangrientos Dieciséis (Totally Killer) está llena de referencias y guiños a películas adolescentes, slasher, y clásicos ochenteros; centrándose evidentemente en Regreso al Futuro, a la cual hasta se le menciona de forma directa en varias ocasiones durante el trascurso de la trama. El guion nos ofrece un viaje nostálgico a una época que nos dejó muchos clásicos en géneros, sin caer en sentimentalismos. si bien es cierto que la cinta no termina de aportar nada totalmente nuevo y el argumento de los viajes en el tiempo tiene muchos huecos y clichés a causa de la ligereza con la que toda la trama nos es presentada, resulta de lo más recomendable verla sin pretensiones con el único fin de entretenerse y reír un rato.